Toda una joya la casa del escultor Rogelio Yrurtia en Belgrano

163

Si visita Buenos Aires, debe recorrer el barrio Belgrano aunque sea una vez, y conocer la casa del escultor Yrurtia. Tal edificación ha sido convertida en museo, y allí pueden apreciarse excelsas creaciones del artista. Es importante señalar que esta casona, fue utilizada por Yrurtia, como vivienda principal y taller.

Ubicada en O’higgins 2390 del barrio Belgrano, posee innumerables atractivos, que la hacen un destino de primera.  De su edificación, destaca la casona estilo neocolonial. En ella vivieron sus años más felices el escultor y su esposa, la pintora Lía Correa Morales.

La pareja decidió donar la casona a la Ciudad, junto con importantes obras.  Su objetivo era que la edificación fuese convertida en museo, y sirviese para albergar muestras importantes de la historia. Por ello, fue inaugurada formalmente el 9 de julio de 1949.  en aquel entonces, fue avalada su creación, a través del proyecto de Ley presentado por Alfredo Palacios. En un recorrido por sus instalaciones, pueden apreciarse bocetos, obras en bronce y yeso, frescos y muebles de la familia.

Más detalles.

Desataca que Yrurtia fue autor del  monumento “Canto al Trabajo” en la Avenida Paseo Colón 800.  También del monumento a Manuel Dorrego en Suipacha y Tucumán y el Mausoleo de Bernardino Rivadavia en Plaza Miserere. No puede olvidarse la obra que se exhibe permanentemente en el hall del Palacio de Justicia.

El matrimonio siempre estuvo de acuerdo en donar sus obras y no lucrarse, como forma de agradecimiento a la Nación. Su esposa Lía Correa, siempre exaltó que el gobierno había costeados sus estudios en el exterior, y eso era una forma de retribuirlo. Ambos se formaron en el extranjero, donde adquirieron las técnicas esenciales para crear magnas obras. Hoy por hoy, este es un paseo digno de efectuar, por la riqueza y belleza que encierra el lugar.  Las instalaciones cuentan con un interesante portal digital donde ofrecen información detallada, pero nada como la experiencia de visitarlo.




Deja un comentario