Una baja en alternativas teatrales se evidencia este mes

197

Tal parece que un alto hubiese tomado las salas de teatro, por ello se evidencian pocas alternativas. Es importante señalar que persiste un concepto de teatro comercial y de verano. El mismo es aplicable a Mar de Plata y la oferta porteña. Pese a la existencia de tantas salas, no existe tal cantidad de propuesta para llenar la expectativa del público. A esto debe incluirse la propuesta del Ministerio de Cultura, que tampoco tiene nuevos ofrecimientos.

Adeptos al teatro detallaron, que durante este fin de semana, sólo se presentaron algunas obras. Los lugares habilitados fueron el Anfiteatro del Parque Centenario y el Palacio Noel. Denunciaron además que el Polo Circo, continúa sin actividad desde hace meses. La paralización es tal, que no hay obras de teatro en las plazas o los museos como en años anteriores. Destaca que el Cultural San Martín y el Centro Cultural Recoleta, aún no presentan sus carteleras.

En tal sentido, en los fanáticos de la movida cultural, existe una especie de decepción ante la desmotivación actual. Mencionan que en este tipo de arte no debe aplicar la frase “Abajo el Telón”. Por lo que sólo expresan satisfacción ante las excepciones existentes en centros culturales emergentes que están dando la talla.

Los teatros que no paran

Resalta entonces que ya entraron en funcionamiento el Chacarerean Teatre, Microteatro y El Camarín de las Musas. En El Camarín, se estarán presentando obras de la temporada pasada, para complacer al público. Por ello, podrán disfrutar nuevamente de Como si pasara un tren, de Lorena Romanin, y El amor es un bien.

Entre tanto, es importante señalar, que el circuito Teatral, realizó una muestra de 35 salas representativas de la escena. La información fue colectada por el movimiento teatral desarrollado en los años 2016 y 2017. Por ende, se pudo conocer que 705 espectadores acudieron el año pasado a ver obras en el mes de enero. Esto representa sólo un 0,15%. La referencia expresa que no hubo un consumo parejo, para ello, al menos 27.600 debían ir al teatro mensualmente. Por tanto, los meses con pocas ofertas, son usados por las compañías para enfilar proyectos, capaces de enamorar al público.




Deja un comentario