22 de junio: el día de “La mano de Dios”

93

En esta misma fecha pero del histórico 1986, la máxima deidad nos daría a los argentinos una de sus manos para anotar el primero de los dos goles con los que avanzaríamos a semifinales del mundial en el que se consagraría. Minutos más tarde, con una asitencia de lujo de Enrique, marcaría el segundo.

Ah si, la “máxima deidad” era Diego Maradona.




Deja un comentario